Cómo escribir tu novela en un año

Escribir una novela no es algo sencillo, requiere de mucho tiempo, esfuerzo y dedicación por parte del autor para tener personajes creíbles, una historia coherente y detalles que enganchen a los lectores. Por eso, si tu siempre has querido una, aquí te decimos cómo escribir tu novela en un año

Pre-producción

¿De qué quieres hablar? (3 semanas)

Cualquier género puede contar una buena historia, pero no cualquier escritor domina cualquier género. Un buen punto de partida es pensar en tu novela favorita; es una lectura con la cuál estás familiarizado y puedes usar como inspiración. Además, es buena idea que le des una leída rápida al libro “Cómo no escribir una novela” en donde encontrarás 200 errores comunes que cometen los escritores novatos .

¿Para quién lo quieres contar? (1 semana)

Una vez que decidiste de que va tu historia, es sumamente importante que reflexiones acerca de cuál será tu público objetivo, porque de esa forma, podrás manejar tu historia de forma adecuada. Si quieres escribir para niños entonces tendrás que usar un lenguaje sencillo; en cambio, si deseas escribir para un público juvenil, tus protagonistas deberán de ser adolescentes o adultos jóvenes en situaciones donde exploren la identidad y el sentido de pertenencia. No puedes jugar a ser el Marqués de Sade si quieres escribir un libro infantil, ni tampoco puedes ser el dinosaurio morado si escribes 50 sombras de Grey.

¿Cómo lo quieres contar? (2 semanas)

Se refiere a la manera en que se desarrollará la historia, es decir, tu voz narrativa. Aquí tendrás que decidir si quieres narrar en primera, segunda o tercera persona. En presente o en pasado. Con un narrador que lo sabe todo o que sabe lo mismo que el lector, incluso menos. Si quieres contarla de adelante hacia atrás, de atrás a adelante, o sin pies ni cabeza. Yo personalmente prefiero la narración en primera persona del presente porque me permite explorar de una mejor manera los pensamientos de los personajes. Juega un poco con algunos ejemplos y decide cuál será la mejor voz para contar tu historia.

Prepárate para contarlo (2 semanas)

Ya que tienes el género, el público y el narrador, utiliza este tiempo para leer algunos cuentos o incluso una novela que utilice la misma voz narrativa que quieres utilizar, aunque no sea del mismo género. Esto te dará una muy buena idea y será el entrenamiento para comenzar a escribir. La manera en que un lector lee la primera página de la novela, es el momento decisivo que lo hará detenerse o continuar y será lo que marcará el éxito o fracaso de tu historia.

Diseña tus personajes (4 semanas)

Existen dos tipos de personajes, los redondos y los lineales.

Los redondos son los protagonistas y antagonistas del libro y, se les conoce así porque, son los que van creciendo al ritmo en que la historia avanza, para bien o para mal. El lector se identifica con ellos porque son creíbles; es la labor del autor hacerlos así. Los personajes redondos deben de tener motivaciones, fortalezas y debilidades que nos muestren su lado humano. A través de miedos, emociones, pasatiempos o pensamientos podemos darles vida; son el resultado de las experiencias que han tenido en su ficticia vida y es lo que los impulsa a perseguir los objetivos de la historia.

Mientras tanto; los personajes lineales, o también llamados incidentales, son aquellos secundarios que aportan a la historia de los protagonistas. Así como el oráculo en “The Matrix” le explica a Neo su papel en la historia, los personajes lineales afectan el desarrollo de nuestros protagonistas, en su beneficio o en su perjuicio.

Planea tus capítulos (4 semanas)

25% para el inicio. 50% para el desarrollo. 25% para el final.

A partir de un de 20 capítulos, empieza por definir las escenas más importantes: el inicio, los puntos de giro, y el final. Los puntos de giro son aquellas escenas clave en la novela en las cuáles la historia da un giro de 180° y complican la vida de los protagonistas. Los puntos de giro marcan el inicio y la conclusión del desarrollo de la historia. Gráficamente, las escenas clave son algo así:

Inicio | Primer punto de giro | Desarrollo | Segundo punto de giro | Final

La parte del inicio permite presentar el mundo de los personajes de la historia e introducir la problemática. El primer punto de giro desencadena los eventos que sacan de la zona de confort a los protagonistas e inicia el desarrollo a través del cual, los protagonistas buscarán resolver la problemática. El segundo punto de giro es el momento clímax de la novela donde todo parecerá perdido y la esperanza se habrá ido y marca el inicio de las acciones de nuestros personajes para enfrentar al antagonista y llegar al final.

Una vez que tienes determinadas tus escenas clave es necesario llenar los vacíos entre las escenas y ahí es donde se encuentra el verdadero reto ¿Cómo los protagonistas avanzarán desde el inicio hasta el detonante del problema para dirigirse al final? La magia se encuentra en llenar esos huecos.

PRODUCCIÓN

¡A escribir! (16 semanas)

Te llevará alrededor de 4 meses el desarrollo de tu historia; desde que pongas la primera letra hasta el punto final del último capítulo. Dedicándole 45 minutos diarios a escribir, te dará tiempo suficiente para producir tu novela. Puedes hacerlo al despertar o antes de dormir; en casa o en una cafetería; con música o en silencio; lo importante es que permanezcas inspirado y logres vencer el bloqueo del escritor (aunque también puedes leer nuestro artículo con consejos para vencerlo). Puedes ponerte un sistema de recompensas como un chocolate cada vez que termines un capítulo.

POST-PRODUCCIÓN

Pide opiniones (7 semanas)

Lección #1 para ser escritor: El primer borrador de cualquier cosa, es mierda.

Para saber si nuestro pedazo de mierda tiene una ligera probabilidad de convertirse en un diamante, vamos a necesitar conseguir la opinión de algunos lectores. Pero no de nuestros amigos que nos mentirán ¡No! Tendrás que mostrarle tu historia a alguien que, de antemano, te va a destrozar y te dejará adolorido durante varios días, pero ese tipo de personas son como las inyecciones: sabes que va a doler, pero es por tu bien.

Evidentemente mientras los lectores se ocupan en analizar la novela. Durante este tiempo puedes descansar y enfocarte en alguna otra actividad. Unas merecidas vacaciones.

¡Destroza tu novela! (8 semanas)

No hay crítico más duro que el mismo autor. Corrige todo lo que te encuentres: errores ortográficos, incoherencias, mala gramática. No dudes ni un solo instante en cortar cualquier cosa que creas que no debe de ir allí y tampoco temas agregar cosas. Escucha también la opinión de tus lectores, pero al final, tú eres quien tiene la última palabra.

Ahora si estás listo para tener tu novela en 52 semanas (o menos) ¡Aquí esperaremos tu propuesta!

¡ÉXITO!

The following two tabs change content below.

Jorge Montiel Romero

Director at Bookfunding MX
Soy un joven autor con una fascinación por la ciencia ficción. Mi deseo es ver que otros autores como yo, puedan cumplir su sueño de publicar sus historias.

Latest posts by Jorge Montiel Romero (see all)